Manejo de estrés mediante el autocuidado

by Jill Rocha, Especialista de Calidad, Denver’s Early Childhood Council

Jill Rocha

Como Directora en el pasado, me puedo identificar con las exigencias de las personas que trabajan en el campo de la educación y el cuidado de niños pequeños. Puede ser muy agotador abordar con los problemas relacionados con conflictos, fuerza laboral, comportamientos difíciles, exigencias de padres, estar en cumplimiento con Licenciamiento o simplemente relacionados con organizar su día; y los profesionales de la Educación de Primera Infancia no pueden ser 100% eficaces.

No siempre es fácil apagar el cerebro de uno al final del día porque somos los cuidadores de muchas personas y tenemos responsabilidades múltiples. Sin embargo, es importante estar consciente que las necesidades de salud emocional deben ser su prioridad principal. Eso significa tomarse el tiempo para descansar, recargar y superar los factores estresantes que uno enfrenta durante su día.

A continuación se encuentran algunos consejos:

  • Tomar un enfoque creativo. Reconocer las situaciones que le causan el mayor nivel de estrés, además de las señas de estrés únicas de su cuerpo, como sensaciones de ansiedad o dolores de cabeza. Mirar hacia el futuro y reaccionar de manera temprana le ayudará estar más preparado para lidiar con los problemas. Por ejemplo, si usted sabe que un miembro del personal ya se ha renunciado de su trabajo, publicar un anuncio e iniciar entrevistas para el reemplazo de inmediato para no tener una brecha en el apoyo en las salas de clases.
  • Tomar suficientes descansos. ¡Sí, tomar inclusive descansos de 5 minutos le puede ayudar a tener energía nuevamente! Camine alrededor de su edificio. Encuentre un lugar donde estirarse. Cómase algo pequeño y saludable. Mire un video lindo sobre chivos pequeños (¡sin duda le hará sonreír!).
  • Mantenerse hidratado. Rellene su botella de agua durante todo el día. Todos los sistemas del cuerpo necesitan agua para funcionar.
  • Fijar tiempo para uno mismo. Planificar tiempo para hacer las cosas que uno disfruta es esencial para revitalizar su espíritu. Fije una hora semanalmente para disfrutar de sus seres queridos o pasatiempos, para relajarse y leer un libro, trabajar en un proyecto personal o simplemente para hacer nada.
  • Muévase.  Su actividad física favorita es una excelente manera de practicar el autocuidado como profesional de cuidado de niños. Sea al correr, bailar, tomar una clase de yoga o solo salir a caminar, mover el cuerpo tiene mucho efectos beneficiosos en su bienestar físico y emocional.
  • Conectar con su sistema de apoyo fuera del lugar de trabajo. Siempre contar con personas alrededor que son buenos para uno y buenos con uno. Pasar tiempo con un buen amigo, miembro familiar o inclusive con una mascota puede aliviar el estrés. Sus seres queridos están ahí para apoyarle y ofrecer un lugar seguro para que uno pueda expresar sus sentimientos y frustraciones. ¡Acuérdese que no está solo!
  • Encuentre el aspecto positivo.  Acuérdese por qué eligió una carrera en el cuidado y educación de niños. Usted está marcando una diferencia para los niños y sus familias.


Acuérdese, no puede cuidar a los demás sin cuidarse a usted mismo primero. Utilice los consejos anteriores para ser un profesional de cuidado de niños más eficaz y para evitar el estrés, el agotamiento y los sentimientos negativos.

INSCRÍBASE PARA ASISTIR: Taller de autocuidado para directores, 8 de noviembre: (en inglés) El entrenamiento facilitará herramientas para Directores que se pueden utilizar para manejar el estrés y practicar el autocuidado. Habrán conversaciones en relación con los efectos tanto físicos como mentales del estrés. También realizaremos algunos trabajos en grupo y compartiremos ideas sobre cómo manejar el estrés para que las personas puedan crear una “caja de herramientas” de autocuidado.

Compartir (ES):
Volver a Nuestro blog