Salud y bienestar infantil


Los primeros cinco años de un niño forma su futuro para siempre. Lo que un niño come y bebe, dónde vive, cómo juega y aún mucho más son puntos críticos para su salud y desarrollo.

El enfoque predominante occidental indica que debemos obtener cuidado para nuestros cuerpos, dientes, ojos y mentes en sistemas y entornos completamente diferentes. Este modelo impacta cómo abordamos la salud de los niños, y a menudo genera una desconexión continua entre los niños y los diversos tipos de atención que pueden ser beneficiosos para los niños.

En el Consejo de Primera Infancia de Denver, creemos que trabajar de manera colaboradora con escuelas, programas de educación temprana, organizaciones de la salud y hospitales en relación a diversos temas desde evaluaciones de desarrollo, pasando por remisiones a prevención de obesidad, hasta el sueño seguro de los bebes, es fundamental para asegurar un inicio saludable para todos los niños pequeños.


Desarrollo temprano socioemocional

A mediados de la década del 2000, diversas investigaciones indicaban que la probabilidad de ser expulsado debido a temas de comportamiento era tres veces mayor para niños preescolares en programas de Educación de Primera Infancia (ECE, por su sigla en inglés) comparado con niños de edad escolar regular. Los profesionales de primera infancia reportaban que los comportamientos desafiantes eran la barrera más significante contra la enseñanza.

En el año 2008, el Consejo de Primera Infancia de Denver reconoció que el acceso a servicios de salud mental para niños pequeños estaba limitado y que existían muy pocos entrenamientos y recursos de desarrollo socio emocional para el campo de cuidado y educación de niños pequeños. El Consejo formó la alianza de acción de salud mental para desarrollar un plan estratégico en base a información obtenida de la comunidad, investigaciones y mejores prácticas que informarían nuestra dirección en este dominio.

Las áreas relacionadas a metas incluyeron:

1) Aumentar el conocimiento sobre el desarrollo socio emocional durante la primera infancia mediante la educación y entrenamientos
2) Mejorar el acceso a y la disponibilidad de servicios de salud mental y a servicios relacionados al tema socio emocional para niños de primera infancia
3) Desarrollar la calidad de la atención en los centros y en las casas en relación a estos temas
4) Expandir la infraestructura para apoyar el sistema de salud mental de la primera infancia

Desde entonces, hemos trabajado continuamente con socios para enfrentar los problemas sistémicos que no les permiten a los niños acceder a los niveles de cuidado que necesitan y para fomentar la comprensión entre profesionales de primera infancia, así pueden detectar y abordar los problemas y realizar una remisión cuando sea necesario.