Formación de un sistema de niñez temprana

Existen alrededor de 55.000 niños menores de seis años en Denver. Un 25% de ellos experimentan la pobreza. Sus madres, padres, abuelos y familias extendidas están trabajando duro para apoyarlos.

Las familias llevan a sus hijos a un lugar para realizar sus revisiones de niños sanos por parte de un médico. Luego van a otro lugar para cuidado infantil y aprendizaje temprano. Si tienen dentista, van a otro lugar para eso, y luego si obtienen ayuda adicional para necesidades físicas o de comportamiento, tienen que ir a otro lugar.

Los miles de profesionales de primera infancia en Denver que cuidan a los niños trabajan en campos separados, están entrenados en un área específica y pasan la mayoría de sus días sirviendo a los niños, además, al mismo tiempo deben navegar sistemas complejos de organización, pólizas y financiamiento.

Como resultado, los profesionales que trabajan en estos campos específicos (lo que se denominan dominios) de primera infancia, a menudo, se encuentran aislados entre ellos y desconectados de recursos que pueden ser útiles para el aprendizaje y la salud de los niños, además de ser de apoyo para la familia.

Aquí es donde puede ser útil el Consejo de Primera Infancia de Denver.

Los consejos de primera infancia se crearon mediante legislación para crear un sistema fluido de primera infancia que mejora el acceso a servicios de alta calidad para todos los niños. Nuestro rol es servir como el centro de primera infancia de Denver, generando conexiones entre cada niño, servicio y sector. Esto lo denominamos Formación de Sistemas de Primera Infancia.

Tenemos una visión amplia del trabajo que se está realizando para niños pequeños por toda la ciudad. Nuestro trabajo constituye de dos puntos claves:

1) Aumentar la calidad de cuidado para los niños pequeños de Denver

2) Conectar servicios, recursos y profesionales por parte de familias y niños